Ir direto para menu de acessibilidade.
Portal do Governo Brasileiro
Início do conteúdo da página

Terrorismo, una amenaza a las democracias

Publicado: Quarta, 14 de Setembro de 2022, 04h01 | Última atualização em Terça, 13 de Setembro de 2022, 15h34 | Acessos: 245

 

Marco Granja Sánchez

Major de Artilharia do Exército Equatoriano, doutorando em Ciências Militares
na Escola de Comando e Estado-Maior do Exército (ECEME)

.

1. Introducción

El término “Terrorismo” está desgastado por el uso constante, corriente y banal que la prensa, políticos y el común de la sociedad dan al presenciar actos de violencia extrema. “La indefinición del terrorismo, conlleva una macro utilización de un término como es terrorismo, que se amolda a cualquier circunstancia de facto” (VÁSQUEZ, 2010, p. 78)

¿Tiroteos en escuelas (Estados Unidos), arrollamiento de personas (Europa), apuñalamientos y muerte de civiles (Israel), hombres bomba que se inmolan (Irak) y recientemente el bombardeo a un centro comercial en Kremenchuk (Ucrania), pueden ser llamados actos de terrorismo?

Con estos ejemplos, podemos darnos cuenta cuan cambiante es el término “terrorismo” en cada país. Su interpretación depende en gran medida del gobierno y cómo utiliza el aparato estatal a favor o en contra del perpetrador. Esto muchas veces crea un problema dentro de la estructura judicial, ya que existe una ambigüedad de conceptos en cada legislación que no la sabe distinguir creando impunidad. El dejar en la impunidad estos hechos, debilitan cualquier democracia por más consolidada que sea y creará precedentes que impedirán futuras condenas.

De acuerdo con Alex Schmid (1992) apud (WEINBERG; PEDAHZUR; HIRSCH-HOEFLER, 2004), son cuatro los factores que dificultan su definición:  el primero, la academia tiene dificultades en encontrar una definición útil que conduzca a su estudio. El segundo, es que ya existen declaraciones en las leyes y regulaciones sobre el cual el sistema ya trabaja. Tercero, es un término que está en debate público, por eso, lo medios de comunicación escogen el nivel y la interpretación. Por último, la discusión de quienes consideran actos válidos a la violencia y el terrorismo, mientras a quien los controla, como estados represores.

2. Desarrollo

El atentado contra las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001, fue el detonante que despertó al mundo y puso en alerta a los países (en especial los de occidente) sobre los peligros del terrorismo. Desde este hecho, países como Estados Unidos declararon la guerra al “Terror” personificados en Osama Bin Laden y en la organización Al-Qaeda, que hasta ese entonces solo fue considerada una amenaza que la subestimaron. La primera potencia mundial fue atacada por 4 aviones secuestrados por terroristas suicidas que cobraron la vida de 2977 personas en las ciudades de Washington, New York y Pensilvania (CNN, 2019).

Veinte y un años después vemos que el declarar la guerra al terrorismo tuvo un alto precio para la primera potencia mundial. La ofensiva para destruir a Al-Qaeda y Bin Laden, ha costado a Estados Unidos un aproximado de $ 8 trillones de dólares y 900.000 muertos mientras que Al-Qaeda sigue vivo (KIMBALL, 2021), tal vez debilitado con la muerte de Osama Bin Laden, pero la amenaza continúa con distintos nombres. Ayman al-Zawahiri, que tenía el control de la red global de Al-Qaeda, según él “La próxima generación de líderes, comandantes militares y operativos de Al-Qaeda están saliendo al campo mientras los elementos clave de la vieja guardia permanecen para guiarlos”(O’DONNELL, 2022).

Con la “Guerra al Terror” aparecieron otros grupos extremistas como el Estado Islámico y Jabhat al-Nusra, mientras que otros como, Hamas y Boko Haram tomaron fuerza. El mundo fue testigo que no bastó toda la maquinaria bélica para combatir un mal tan antiguo y cambiante, que varía de forma constantemente y se esconde en la insatisfacción de la población para conseguir objetivos políticos a través de una sistemática violencia extrema para mantener con miedo a la población¹ (WEINBERG; PEDAHZUR; HIRSCH-HOEFLER, 2004).

Por otro lado, países como Alemania y Reino Unido han establecido políticas para protegerse de ataques terroristas, desde la prevención hasta la implementación de leyes que permitan responder eficazmente una amenaza (SENSÓ-RUBENS, 2019). No cabe duda de que la presencia del terrorismo es inversamente proporcional a la fortaleza de la democracia (independencia de poderes); es decir, donde existen democracias débiles, es mucho más probable que exista la injerencia del terrorismo (SALAZAR, 2011).

Desde este último punto es donde centraré mi posición al considerar al Terrorismo como un delito que debe ser prevenido, perseguido, llevado a juicio y juzgado. El problema es cómo cada país define: ¿Qué es Terrorismo? De acuerdo con Harvey (1998) citado en (VÁSQUEZ, 2010) “Ni en la ONU, ni en los organismos no gubernamentales, ni siquiera Estados Unidos existe una unanimidad sobre este concepto”. Por un lado el FBI (Federal Bureau of Investigation), DOD (Department of Defense) y DOS (Department of State) han encontrado constantes conceptos en el fenómeno terrorismo, como la premeditación de actos en contra civiles (generalmente), para causar terror, con un fin político, perpetrado por grupos clandestinos (EASTERN KENTUKY UNIVERSITY, 2019).

El reto de los países democráticos es fortalecer al sistema de inteligencia para la prevención y detección oportuna de actos internos que atenten contra la vida de las personas. Se requiere la colaboración internacional para el cruce de información, toma decisiones y acciones en suelo internacional. Así como elaborar el marco jurídico que criminalice a los terroristas y que puedan ser juzgados aquellos que atenten contra la vida a través de la campaña de violencia incesante capaz de causar terror en la población para lograr un fin político.

De acuerdo con Sensó-Rubens (2019) “Los países con democracias consolidadas tienen muchas más posibilidades de responder eficazmente una amenaza terrorista”. Mientras más consolidado esté el estado de derecho de un país, en un régimen que garantice los derechos y libertades, menos presencia de grupos terroristas habrá. Por eso se debe buscar un equilibrio en las sociedades que son formadas y educadas bajo principios y valores democráticos y que respeten opiniones, etnias, credos y dogmas distintos al propio.

Los Gobiernos que tienen mayor experiencia en el combate del terrorismo recomiendan formular leyes sin bandera política donde el Estado no está presente (MESCHOULAM, 2016). Para la promulgación de éstas deben respetar los principios de legalidad, proporcionalidad, imparcialidad que respeten los derechos de los ciudadanos sin criminalizar la protesta u otras manifestaciones pacíficas. Estas leyes deben estar orientadas primeramente en la prevención, comenzando desde el control migratorio. Estos controles no deben distinguir etnia, sexo, ni religión y estarán orientados a la verificación de datos y al cruce de información con otros países de la región y fuera de la región.

Países como Singapur penan con la muerte al terrorismo. El país más joven del Asia, posee una gran variedad de etnias y religiones, pero ha logrado mantener la unidad pese a las diferencias con una fuerte legislación contra grupos extremistas (SEBASTIÁN, 2003). Pese a no contar con recursos no renovables, hoy, Singapur es uno de los países con mayor crecimiento económico del mundo y es considerado una potencia financiera del Asia. Sus grandes esfuerzos por erradicar el terrorismo de su territorio han llevado a firmar acuerdos con Estados Unidos y China donde compartir información ha llevado a capturar grupos terroristas antes de que puedan actuar en su territorio.

3. Conclusión

En conclusión, los servicios de inteligencia de cada país deben ser utilizados para la detección de posibles amenazas, que sean aisladas de forma oportuna y que reduzcan al máximo cualquier daño a la infraestructura del Estado y a la Sociedad Civil. Contar con un sistema de prevención independiente del gobierno de turno, fomenta una cultura organizacional de prevención que garantice derechos y libertades. El terrorismo debe ser considerado un crimen y penado con fuertes sanciones de acuerdo con la cantidad de vidas humanas y daño a la infraestructura pública y privada.

Los Estados deben fortalecer su presencia en todo su territorio, haciendo participes de las decisiones a los pueblos más olvidados, de esta manera se logra reducir la presencia de focos de radicalización que se pueden convertirse en grupos insurgentes que a través del “terror”, buscará tener voz y participación política. Así mismo es vital la coordinación Inter agencial y con las similares de otros países

1. Tres principales elementos no académicos señalados tras analizar 73 definiciones de terrorismo. Los tres principales elementos académicos son: Violencia, Político y Amenaza.

 

 

 Referências Bibliográficas: 

  1. CNN. 20 años después de los ataques terroristas del 11 de septiembre: algunos datos que debes saber. CNN, 10 de setembro de 2021. Disponível em: https://cnnespanol.cnn.c om/2021/09/10/20-anos-de-los-atentados-terroristas-del-11-de-septiembre-en-estados-uni dos/. Acesso em: 03 de Janeiro de 2022.

  2. EASTERN KENTUKY UNIVERSITY. Definition, History, and Types of Terrorism | Online Degree Programs. Disponível em: https://ekuonline.eku.edu/homeland-security/ definition-history-and-types-terrorism. Acesso em: 03 de Janeiro de 2022.

  3. KIMBALL, Jill. Costs of the 20-year war on terror: $8 trillion and 900,000 deaths. Brown University, 01 de setembro de 2021. Disponível em: https://www.brown.edu/news /2021-09-01/costsofwar. Acesso em: 21 de junho de 2022.

  4. MESCHOULAM, Mauricio. Terrorismo y democracia. YouTube, 18 de janeiro de 2016. Disponível em: https://www.youtube.com/watch?v=Z4eEDeMvPQc. Acesso em: 28 de junho de 2022.

  5. O’DONNELL, Lynne. Al Qaeda Isn’t Dead Yet. Foreign Policy, 27 de maio de 2022. Disponível em: https://foreignpolicy.com/2022/05/27/al-qaeda-terrorism-global-afghanist an/. Acesso em: 21 de junho de 2022.

  6. SALAZAR, Pedro. La Democracia Constitucional, actualidad. YouTube, 25 de setembro de 2011. Disponível em: https://www.youtube.com/watch?v=kF-dUGAk1y4. Acesso em: 28 de junho de 2022.

  7. SEBASTIÁN, Leonard C. The Asean response to Terrorism. UNISCI Discussion Papers, nº 2, p. 1-8, 2003. Disponível em: https://www.redalyc.org/pdf/767/76711296010 0.pdf. Acesso em: 28 de junho de 2022.

  8. SENSÓ-RUBENS. Fortalezas y Debilidades de la Democracia frente al Terrorismo. Disponível em: https://micampus.unir.net/courses/7959/external_tools/42983. Acesso em: 03 de janeiro de 2022.

  9. VÁSQUEZ, Henry Torres. El Concepto de Terrorismo, su Inexistencia o Inoperancia: La Apertura a la Violación de Derechos Humanos. Diálogo de Saberes, nº 32, p.77-90, 2010. Disponível em: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3 295663. Acesso em: 15 de junho de 2022.

  10. WEINBERG, Leonard; PEDAHZUR, Ami; HIRSCH-HOEFLER, Sivan. The Challenges of Conceptualizing Terrorism. Terrorism and Political Violence, Vol. 16, n° 4, p. 777-794, 2004. Disponível em: http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/095 465590899768. Acesso em: 28 de junho de 2022.

 

Rio de Janeiro - RJ, 14 de setembro de 2022.


Como citar este documento:
Sánchez, Marco Granja. Terrorismo, una amenaza a las democracias. Observatório Militar da Praia Vermelha. ECEME: Rio de Janeiro. 2022.  

.

 

Fim do conteúdo da página