Ir direto para menu de acessibilidade.
Portal do Governo Brasileiro

XXIX Ciclo de Estudos Estratégicos - Os Desafios do Sistema Internacional Contemporâneo para a Defesa

Início do conteúdo da página

BATALLA DE CHICKAMAUGA: una visión hodierna basada en funciones conjuntas y liderazgo organizacional

Publicado: Segunda, 16 de Agosto de 2021, 09h00 | Última atualização em Segunda, 16 de Agosto de 2021, 09h55 | Acessos: 753

Edwardo Coelho de Oliveira

Instrutor de la ECEME

 

1. INTRODUCCIÓN

 La Guerra Civil norteamericana es uno de los hechos históricos que contribuyeron a la consolidación de la independencia y territorio estadounidenses. En ese contexto, la Batalla de Chickamauga, que tuvo lugar el 19 y 20 de septiembre de 1863, como lo describe Robertson (1992) y Shanahan (1995) constituyó un enfrentamiento entre la Unión y la Confederación al sur de Chattanooga, Georgia. Su entorno operativo estaba ubicado en el compartimento de terreno entre el río Chickamauga y las montañas Missionary Ridge.

 Para el estudio de la guerra, una posible herramienta es analizarla a través de funciones conjuntas, que según JP 3-0, Operaciones Conjuntas (2018) son capacidades relacionadas y agrupadas para ayudar a los comandantes de fuerzas conjuntas a integrar, sincronizar y dirigir Operaciones Conjuntas. Tal concepto no estaba concertado en el momento de la Guerra Civil, pero el desarrollo de la Batalla de Chickamauga se puede analizar a la luz de Movimiento y Maniobra, Comando y Control (C2), Sostenimiento, Fuegos, Información, Protección e Inteligencia (funciones conjuntas).

 Otra herramienta importante es analizar la presencia del líder organizacional en el teatro de operaciones. Según Kotter (1996) los líderes deben comprender que el cambio es inevitable, dada la ambigüedad, la incertidumbre y la volatilidad del entorno operativo. La Batalla de Chickamauga, habiendo estado marcada por estas características, tuvo múltiples cambios dentro del área de operaciones, ya sea para la Unión o para la Confederación, lo que obligó a sus líderes a ejercer su liderazgo en la plenitud.

 Este artículo tiene como objetivo realizar un breve análisis de la Batalla de Chickamauga, según los aspectos de funciones conjuntas y liderazgo organizacional.

 2. DESARROLLO

 a) Unión en Chickamauga: conducción de la batalla y liderazgo de Rosecrans.

 El terreno de Chickamauga permitía poca visibilidad, dada la extensa cobertura vegetal. El 18 de septiembre de 1863, Rosecrans ingresó al Teatro de Operaciones Chickamauga, al sur del río Tennessee. Sin embargo, permitió que su Cuerpo de Ejército se distanciara, lo que constituyó un error en la toma del dispositivo inicial, el cual está relacionado con la función conjunta Movimiento y Maniobra.

 La información sobre el enemigo fue esencial para la iniciativa en combate. El incidente de JAYS MILL, en la mañana del 19 de septiembre de 1863, en que elementos de la infantería de la Unión se encontraron con una fracción de la caballería confederada, permitió a la Unión evaluar el valor de la tropa confederada en su flanco norte. Así, esa tarea, esencialmente de INTELIGENCIA, permitió al Cuerpo de Ejército de Thomas, de la Unión, explotar la iniciativa junto al Cuerpo de Ejército de Forrest, de la Confederación.

 La construcción de fortificaciones es parte de la Defensa del Área. Ese aspecto se observó el 20 de septiembre de 1863 cuando la Unión consolidó la construcción de una defensa lineal a lo largo de Lafayette Road. Esta tarea de PROTECCIÓN permitió al Ejército de la Unión defender a sus soldados, mientras apuntaba a los enemigos.

 La ubicación de Chattanooga era vital porque constituía un nodo ferrocarril, que demandaba importantes centros industriales confederados. Al poner la reserva de Granger en el flanco norte del dispositivo de la Unión y consolidar la posesión de la ciudad, Rosecrans empleó la función de combate Movimiento y Maniobra para garantizar el acceso a las regiones que producían material militar del sur.

 Rosecrans, a pesar de las fallas de C2, intervino en el combate por la maniobra y empleo de la reserva, al poner el Cuerpo de Granger en el flanco norte de su dispositivo, profundizando la defensa y asegurando la retaguardia de la posición de Thomas. Además, al desarrollar una visión estratégica para sus subordinados, que se materializó con la posesión de Chattanooga, Rosecrans demostró la capacidad de liderar instituciones frente a grandes desafíos.

 Se concluye, en parte, que los errores de la Unión, en C2, constituyeron una desventaja, que superaron las ventajas resultantes de los éxitos en las funciones conjuntas Movimiento y Maniobra, Inteligencia, Información y Protección, lo que implicó una derrota táctica. Sin embargo, el liderazgo organizacional eficiente y la conquista y posesión de Chattanooga resultaron en una victoria estratégica para la Unión.

 b) Confederación en Chickamauga: conducción de la batalla y liderazgo de Bragg.

 El desarrollo de un curso de acción exitoso depende de un examen correcto del orden de batalla del enemigo. Justo antes del comienzo de la Batalla de Chickamauga, Bragg asumió erróneamente que el flanco izquierdo del Ejército de Cumberland estaba al sur de Viniard House. Tal error en la función conjunta INTELIGENCIA no permitió que el Ejército Confederado rechazara la Unión al sur.

 La actividad de inteligencia, vigilancia y reconocimiento también la lleva a cabo la Caballería. En ese contexto, en la mañana del 19 de septiembre de 1863, elementos avanzados de caballería de la Brigada Confederada de Davidson se encontraron con elementos de infantería de la Brigada Yankee de Crittenden, en JAYS MILL. De esa forma, al emplear y maniobrar correctamente los medios de caballería, se caracterizó la función de combate Movimiento y Maniobra, y se permitió el ejercicio de la iniciativa por parte de los confederados.

 La artillería era un medio de apoyo de fuego para ambos ejércitos. El 20 de septiembre de 1863, al atacar a las tropas yanquis en dirección norestesuroeste, la Brigada Confederada de Benning tuvo su avance bloqueado por las baterías de artillería de la Unión, presentes en Viniard Farm. Ese efecto (bloqueo), perpetrado por la función conjunta FUEGOS, permitió el retraso del avance confederado hacia el oeste.

 El ataque de infiltración es una forma de maniobra que busca explotar los puntos débiles del dispositivo enemigo. En la Batalla de Chickamauga, esa maniobra tuvo materialidad cuando el Cuerpo de Ejército Confederado de Longstreet, casualmente, explotó una brecha en el dispositivo defensivo de la Unión, a través de un poder de combate muy superior, en tiempo y espacio. Esa aplicación del principio de guerra de concentración caracterizó el uso de la función de combate Movimiento y Maniobra, permitiendo una ventaja táctica que dio la victoria a la Confederación.

 A pesar de esa victoria, el liderazgo de Bragg fue cuestionable. Al no transmitir su intención a los comandantes subordinados y al no transmitirles su visión estratégica, no hubo sinergia para una batalla como esta, que requería la conducta personal del comandante en el campo de batalla.

 Se concluye, en parte, que el correcto uso de la función conjunta Movimiento y Maniobra permitió el aprovechamiento del éxito, tras el ataque de infiltración de la Confederación, perpetrado junto a la disposición defensiva de la Unión. Esa ventaja fue superior a la desventaja obtenida por la Unión, en su acción de FUEGOS junto a la ofensiva confederada, permitiendo a la Confederación una victoria táctica. Sin embargo, el uso incorrecto de la función conjunta INTELIGENCIA, asociado a la falta de liderazgo organizacional de Bragg, contribuyó a la derrota confederada en el campo estratégico.

 3. CONCLUSIÓN

 La Batalla de Chickamauga, testigo del enfrentamiento entre los ejércitos de la Unión y la Confederación, fue uno de los puntos decisivos de la Guerra Civil estadounidense.

 En resumen, ese conflicto, en el terreno táctico, lo ganó la Confederación, que, utilizando correctamente la función conjunta Movimiento y Maniobra, a través del principio de la concentración, obtuvo tal ventaja táctica que hizo que la Unión llegara a su culminación, al punto de no poder mantener la batalla, en tiempo, espacio y propósito. A pesar de eso, la victoria estratégica vino de la Unión, que consolidó la posesión de la localidad de Chattanooga, garantizando así el acceso a los recursos minerales claves y a los centros urbano industriales del sur.

 En conclusión, las funciones conjuntas estuvieron presentes durante toda la batalla, siendo utilizadas por ambos ejércitos. El uso correcto de una función conjunta trajo una ventaja táctica a su perpetrador, pero su integración permitió una sinergia que, traduciéndose en resultados prácticos, consolidó la victoria confederada en Chickamauga.

 En cuanto al liderazgo organizacional, Rosecrans desarrolló una visión estratégica en sus subordinados, pues hizo que ellos priorizaran el logro de objetivos claves, como Chattanooga. Por otro lado, Bragg no comunicó claramente su intención a los escalones subordinados, lo que los obligó a tomar decisiones descentralizadas e individuales, lo que obstaculizó la Acción Unificada Confederada.

 Finalmente, la Batalla de Chickamauga, que abrió el camino para que la Unión llegara al Sur, constituyó un paso más hacia la consolidación de la Independencia de América del Norte, que construyó una nación fuerte, capaz de promover la paz, la democracia y la dignidad de las personas en el Concierto de Naciones.

 

 Rio de Janeiro - RJ, 16 de agosto de 2021.


Como citar este documento:
OLIVEIRA, Edwardo Coelho de. BATALLA DE CHICKAMAUGA: una visión hodierna basada en funciones conjuntas y liderazgo organizacional. Observatório Militar da Praia Vermelha. ECEME: Rio de Janeiro. 2021.

 

Referência:

  1. ESTADO MAYOR CONJUNTO DE LAS FUEZAS ARMADAS DE LOS ESTADOS UNIDOS. JP 3-0: Operaciones Conjuntas. 17 de enero de 2017, incorporación del Cambio 1 de 22 de octubre de 2018. Disponível em: https://cgsc.blackboard.com. Acesso em: 29 abr. 2021.
  2. KOTTER, J. P. Leading Change. Boston Massachusetts Harvard Business School Press: 1996. Disponível em: https://cgsc.blackboard.com. Acesso em: 29 abr. 2021.
  3. ROBERTSON, WILLIAM GLENN. Manual de recorrido de Estado Mayor de la Batalla de Chickamauga, 18-20 de septiembre de 1863. Escuela de Comando y Estado Mayor General del Ejército de los Estados Unidos. Instituto de Estudios de Combate, 1992. Disponível em: https://cgsc.blackboard.com. Acesso em: 29 abr. 2021.
  4. SHANAHAN, EDWARD P. Informativo sobre Chickamauga para la Gira del Estado Mayor. Oficina del Historiador del Comando de la Reserva del Ejército, Centro Empresarial Camp Creek, Atlanta, Georgia: 1995. Disponível em: https://cgsc.blackboard.com. Acesso em: 29 abr. 2021.

 

64498.010220/2021-12

Fim do conteúdo da página